logo


Home
Aprendizaje-servicio PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por María Nieves Tapia   

El concepto de service-learning (aprendizaje-servicio) fue acuñado en la pedagogía norteamericana en los años veinte, para designar una metodología pedagógica que privilegiaba el aprendizaje a través de actividades escolares de servicio a la comunidad.

En los años ´80, en el marco de la creciente preocupación por el estado de la educación en los Estados Unidos, este tipo de metodología comenzó a ser altamente revalorizada a partir de las evaluaciones realizadas precisamente en las escuelas en áreas de riesgo, en las que los proyectos de aprendizaje-servicio tendían a aumentar la retención escolar y la autoestima y motivación de los estudiantes, reduciendo los niveles de fracaso y de violencia escolar. Hace casi diez años, el gobierno federal norteamericano creó el programa “Learn & Serve” (aprende y sirve) que asesora y financia proyectos escolares de aprendizaje-servicio en todos los estados.

En los últimos veinte años, el concepto comenzó a difundirse internacionalmente. Prueba de ello son, por ejemplo: las Community Schools británicas, los proyectos mancomunados o proyectos de acción de las escuelas alemanas, los estudios sobre pro-socialidad desarrollados desde la Universidad de Barcelona, los proyectos CAS (Creatividad, Acción y Servicio) del Bachillerato Internacional y los programas universitarios de servicio comunitario obligatorio de Costa Rica.

El aprendizaje-servicio es un método de enseñanza basado en el trabajo donde los estudiantes aprenden, desarrollan y aplican habilidades académicas y vocacionales para enfrentar las necesidades reales de su comunidad. Es una experiencia escolar de voluntariado comunitario que mueve a la reflexión personal sobre el servicio realizado, y está frecuentemente subvencionada por las propias escuelas, iglesias, organizaciones juveniles y otros grupos comunitarios.

Fundamentalmente el aprendizaje-servicio deja clara la importancia y vigencia del papel de la escuela en la comunidad a la que pertenece.

Recientemente, la Comisión Internacional de Educación para el siglo XXI de la UNESCO, presidida por Jacques Delors, definió cuatro grandes pilares para la educación del futuro: aprender a hacer, aprender a ser, aprender a aprender y aprender a vivir juntos. En relación a este último punto, Juan Carlos Tedesco señaló que: “Aprender a vivir juntos... significa que las nuevas generaciones requieren una sólida formación ética, fundamentalmente orientada a fortalecer la solidaridad y la responsabilidad individual”.

“...Muchos países están buscando respuestas educativas a estos nuevos desafíos. La base de estas respuestas es el principio según el cual la formación para el trabajo y la formación para el desempeño como persona y como ciudadano requiere un núcleo común de competencias. En este sentido, las reformas educativas más avanzadas tienden a superar las contradicciones tradicionales, tales como formar para la solidaridad o formar para la competitividad. La competitividad genuina implica trabajar en equipo y mantener niveles adecuados de cohesión social. De la misma manera, la solidaridad auténtica es aquella que permite resolver eficientemente los problemas y no la que sólo se reduce a compartir carencias o fracasos”.

La inclusión de proyectos de servicio a la comunidad en la transformación de la actual escuela media puede transformarse en una herramienta eficaz para integrar en una actividad escolar la orientación a la participación ciudadana, al desarrollo personal y al mundo del trabajo.

Los proyectos de intervención comunitaria insertos curricularmente demuestran que:

-Aumentan los niveles de retención y rendimiento escolar en zonas críticas

-Permiten aplicar los contenidos aprendidos en el aula en la vida real, optimizando el desarrollo de competencias

-Orientan a los estudiantes a las realidades del mundo laboral

-Promueven la capacidad de iniciativa y la autoestima de los estudiantes

-Mejoran las habilidades de comunicación

-Desarrollan en los adolescentes un sentido de responsabilidad ciudadana


¿Qué entendemos por aprendizaje-servicio?

Veamos a continuación algunas definiciones del aprendizaje-servicio. Por ejemplo, la adoptada por el Congreso de los Estados Unidos en la ley que regula la financiación de los proyectos de aprendizaje-servicio:

“Es un método por el cual los estudiantes aprenden y se desarrollan a través de la activa participación en un servicio cuidadosamente organizado, que es conducido y que atiende las ecesidades de una comunidad; está coordinado con una escuela primaria o secundaria, con una institución de educación superior, o un programa de servicio comunitario y con la comunidad; contribuye a desarrollar la responsabilidad cívica; valoriza el curriculum académico de los estudiantes y está integrado con él, o con los componentes educativos de los servicios comunitarios en los que están enrolados los participantes; provee tiempo estructurado para que los estudiantes o participantes reflexionen sobre la experiencia de servicio.”

Para la especialista Alice Halsted, el aprendizaje-servicio es:
“...la metodología de enseñanza aprendizaje a través del cual los jóvenes desarrollan habilidades a través del servicio a sus comunidades. Un buen programa de aprendizaje-servicio le permite a los jóvenes realizar tareas importantes y de responsabilidad en sus comunidades y escuelas; la juventud asume roles significativos y desafiantes en una variedad de lugares, tales como guarderías, museos, actividades extraescolares, proyectos ecológicos, bibliotecas o centros de jubilados. Las actividades en estos lugares pueden incluir lectura a niños, supervisión de niños en rdad escolar en lugares de recreación, prestar servicios dando ayuda en tareas escolares, como guías en museos, limpiando y embelleciendo vecindarios o grabando historias orales con los ancianos.”

Personalmente, me resulta muy atractiva –y provocativa-la definición de Jeremy Rifkin:
“El aprendizaje-servicio es un antídoto esencial para el mundo crecientemente aislado de la realidad virtual y simulada que los niños experimentan en la clase y en sus hogares, frente al televisor o a su computadora. Darles a los jóvenes una oportunidad para una participación más profunda en la comunidad los ayuda a desarrollar el sentido de la responsabilidad y solvencia personal, alienta la autoestima y el liderazgo, y sobre todo, permite que crezcan y florezcan el sentido de creatividad, iniciativa y empatía.”

¿Cuándo un proyecto de participación comunitaria es aprendizaje-servicio?

Teniendo en cuenta los criterios o estándares con mayor consenso a nivel internacional, podemos decir que un proyecto de participación comunitaria es aprendizaje-servicio cuando es planificado en función del proyecto educativo institucional, y no sólo de las demandas de la comunidad; con la participación de toda la comunidad educativa: incluyendo el liderazgo de la conducción institucional, la participación directa o indirecta del cuerpo docente, y la activa participación de los estudiantes desde las etapas de diagnóstico y planificación hasta las de gestión y evaluación; el servicio de una demanda efectivamente sentida por la comunidad y a la cual puedan atender los estudiantes en forma eficaz y valorada; atendiendo con igual énfasis a un alto nivel de respuesta a la demanda de la comunidad y a un aprendizaje de calidad para los estudiantes,
incluyendo simultáneamente en el proyecto estrategias que apunten a garantizar un servicio de calidad (diagnóstico participativo, asesoramiento adecuado, vínculos con organizaciones comunitarias, actividades adecuadamente planificadas, gestionadas y evaluadas, etc.) y estrategias que apunten específicamente al aprendizaje, tales como la apertura de espacios escolares y/o extraescolares de reflexión sobre las actividades realizadas, el establecimiento de vinculaciones conceptuales de la problemática abordada con diferentes áreas o disciplinas, el diseño de redes conceptuales que permitan articular el aprendizaje-servicio con el aprendizaje en el aula, u otras.

PROYECTO DE SERVICIO COMUNITARIO
(un caso real)


Escuela: Educacion Media Nº3 “Fortunato Bonelli”
Provincia: San Nicolás, Pcia. de Buenos Aires
Cursos involucrados en la acción: 2º Año de Ciencias Sociales
Tipo de participación: Voluntaria.
Coordinación institucional: Dirección (Colaboración de Prof. Beatriz Borsi)
Coordinadora especial: María del C. Trincado Adriana Donadío
Este proyecto fue premiado por www.contenidos.com como el mejor proyecto solidario en el que las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación contribuyeron en su desarrollo.


FUNDAMENTACIÓN:
Detectamos en la comunidad en general y, en particular en la educativa, falta de información sobre la donación y el transplante de órganos, en especial, en algunos aspectos referidos al tema.

Nos sentimos profundamente conmovidos por la muerte de nuestra compañera y docente: Cristina Cordone; quien formaba parte de la institución y, padecía de una enfermedad terminal; al final de sus días bosquejó un proyecto referido al tema con el deseo de ponerlo en práctica durante el presente año. Destacamos que Cristina donó sus órganos.

Recibimos en varias oportunidades la visita del Sr Miguel Pereyra, integrante de la Organización Nicoleña de Apoyo a la Donación de Órganos y Tejidos, quien conociendo nuestra inquietud, ofreció gentilmente su colaboración.

Estos son algunos de los motivos que nos llevaron a elaborar el proyecto, en el que intentaremos divulgar el tema con el fin de iniciar una concientización en la comunidad, para que ésta comience a solidarizarse con sus semejantes donando sus órganos; meta viable a partir de la seguridad que brinda una información adecuada.


EXPECTATIVAS DE LOGRO:
-Informar a la comunidad acerca del transplante y la donación de órganos.
-Concientizar a la población sobre la importancia de la donación de órganos.
-Preparar grupos de alumnos para que puedan desempeñarse como agentes multiplicadores dentro de la escuela y en otras instituciones.
-Fomentar actitudes de solidaridad.
-Instalar en la escuela, durante un tiempo determinado, un registro con posibles donantes de  órganos, para incrementar el número de donantes en la comunidad nicoleña.
-Colaborar con los integrantes de la Organización Nicoleña de Apoyo a la Donación y transplante de Órganos y Tejidos.

CONTENIDOS CONCEPTUALES:
-Transplante de órganos y tejidos. Características generales.
-Sistema inmune: características. Inmunidad y rechazo; histocompatibilidad.
-El transplante de órganos como acto médico-social. Operativo del transplante.
-Los tipos de transplantes: órganos, tejidos. Procedimiento y distribución.
-Utilidad e importancia del transplante como alternativa de vida para los pacientes con insuficiencias terminales.
-Calidad de vida del transplantado. Complicaciones médicas, limitaciones sociales.

CONTENIDOS PROCEDIMENTALES:
-Búsqueda y selección de información referida al tema, obtenida de diversas fuentes.
-Elaboración de encuestas.
-Realización de encuestas en la comunidad.
-Tabulación de los datos obtenidos en las encuestas.
-Elaboración de gráficos, diagramas, mapas y redes conceptuales.
-Confección de afiches y láminas.
-Observación de videos referidos al tema.
-Participación en charlas informativas.
-Comunicación de la información obtenida a través de distintos medios.
-Elaboración de un registro de donantes.

CONTENIDOS ACTITUDINALES:
-Posición crítica y reflexiva en relación con las actividades a desarrollar.
-Respeto por el pensamiento ajeno.
-Disposición favorable al trabajo en equipo.
-Responsabilidad en el desarrollo de las actividades.
-Cumplimiento de las tareas encomendadas.
-Sensibilidad hacia el tema.

CALENDARIO DE ACTIVIDADES:
8 de junio
-Actividad disparadora: charla informativa, a cargo del Sr. Miguel Pereyra.

Desde el 9 de junio hasta el 12 de julio
-Elaboración de encuestas.
-Tabulación de los datos obtenidos en las encuestas, a realizar en la clase de matemáticas o informática, con el profesor respectivo.
-Confección de carteles con los resultados de las encuestas
-Tratamiento del tema en las clases de Biología.

13 de julio:
-Proyección de un video informativo sobre donación de órganos.
-Charla participativa a cargo de médicos e integrantes de la ONADOT.
-Presentación de los resultados de las encuestas a cargo de los alumnos de 2º año del Polimodal en Humanidades y Ciencias Sociales.

Septiembre:
-Jornada escolar de donación de órganos, coordinada por los alumnos, destinada a informar a la comunidad educativa sobre el tema.

Octubre:

-Campaña de concientización sobre la donación y transplante de órganos.
-Apertura del registro de donantes en el establecimiento y en la empresa. Presentación de una mesa de información en la Feria del Libro local, con la exposición de los trabajos realizados y la posibilidad de inscripción al registro de donantes.

Noviembre:

Se trabajará intensivamente para concluir el trabajo de edición de un CD con toda la información registrada. Se prevé que podrá ser repartido a diferentes EGB del distrito y lugares donde nuestros alumnos de los 5º años realizan pasantías. Esta actividad culmina en la Escuela Paula Albarracín de Sarmiento de Villa Alpina de Córdoba (Escuela rural de montaña donde se realizarán Jornadas Solidarias con una residencia de tres días).

RECURSOS HUMANOS:

-Alumnos de 2º “III”; 2º “IV” y 2º “V” (Humanidades y Ciencias Sociales)

-Directivos: María del C. Trincado Adriana Donadío

-Bibliotecarias: Rosa Becerra Bibiana Mellado

-Profesoras de Biología: Laura Calúa Dora Intelisano Celina Palet

-Profesoras de Matemáticas: Patricia Edelman Mª Eugenia Gomez Elizabeth Lemme

-Médicos y especialistas.

-Integrantes de la ONADOT.Sr. Miguel Pereyra. Sicóloga Alejandra Georg.

-Escuela de adultos 704. Directora: Marta Saldías.

-Jefe de Personal de Empresa Fortunato Bonelli Jorge Mosso

-Comunidad en general.

 

RECURSOS MATERIALES:

-Sala de proyección, televisor, video, proyector.

-Sala de conferencias y/o lectura de la “Casa del Acuerdo”

-Sala de informática

-Folletos

-Pizarrón, gises, etc.

-Material bibliográfico y periodístico.

-Planillas de encuestas.

-Láminas

-Carteles, cartulina, fibrones, lápices, etc.

 

TIEMPO:

Aproximadamente 5 meses; desde Junio hasta Octubre.

 

EVALUACIÓN:

Oral

Escrita

Durante el proceso

Participación individual y grupal

Autoevaluación

 

www.valores-mexico.org

2009-04-13